fbpx

Blog

Factor humano pospandemia

Factor humano pospandemia

¿Qué aprendimos y qué debemos ajustar emocionalmente luego del aislamiento obligatorio?

Las 4 historias siguientes nacen de experiencias que hemos vivido como coaches de personas en aislamientos y demuestran que cada ser humano, sin excepción, cambiará su forma de ver la vida en algún aspecto, sus prioridades y hará repensar sus legados y accionar diario.

Quiero dejar claro que otras empresas y organizaciones son muy conscientes de la pandemia y llevan la situación de manera ejemplar.

Enfoque de colaboradores de empresas sobre la pandemia

Historia de Daniel: se levanta, dice buen día a su familia y desayuna con gusto, conversando con su familia lo feliz que está ya que es el primer día de trabajo luego del aislamiento obligatorio por coronavirus.

Sus preocupaciones sobre cómo pagar impuestos acumulados, la pensión de sus hijos, uno en el colegio y el otro en la universidad más el crédito de su casa, hicieron que añorara el momento de volver a trabajar y seguir dándole a su familia lo mejor. Este pensamiento de cumplir todo objetivo propuesto por difícil que parezca hace que Daniel sea abnegado en este sentido, a veces, hasta pareciera perder noción del riesgo real que significa salir a la calle a vender, como él lo hace, aunque sea sin protección, porque dice que es fuerte y confía en su energía física y mental.

Historia de Roberto: se despierta, saluda a cada uno de los integrantes de su familia verbalmente y manifiesta como le gustaría abrazarlos, pero por el momento es mejor no hacerlo, ya que al recibir unos comestibles provenientes de un supermercado, no se dio cuenta tomó el dinero y las fundas con sus manos, sin protección, por lo tanto, manifiesta que es mejor no entrar en contacto por unos días. Roberto realmente esta ofuscado por las deudas que se le han generado. No puede dormir bien, bajó de peso y escucha muchas noticias, además, de los mensajes familiares que le dicen que es mejor no comenzar a trabajar, que espere un poco más porque a lo mejor corren el riesgo que él los contagie ya que trabaja en una planta de producción alejada de la ciudad en la cual los elementos de protección contra la pandemia no han sido comprados todavía. Realmente Roberto es de temperamento dócil y claramente es muy influenciable por su familia.

Puntos de vista de ciertos empresarios

Historia de Juan Carlos: es el propietario de una organización netamente comercial. Todos sus empleados están en el mismo edificio ubicados en departamentos por pisos. Cada uno tiene su escritorio y no existen boxes de separación de puestos. El nivel más bajo de preparación es universidad completa.

El punto de vista de Juan Carlos sobre la seguridad que debe proveer a sus colaboradores no es muy bueno. Piensa que cómo sus colaboradores están todos en un edificio y además son profesionales, ellos saben como cuidarse porque entienden los riesgos. Por otro lado, han colocado en el comedor, baño y otras dependencias alcohol en gel para desinfección. Con respecto a las mascarillas y guantes, sostiene que no son necesarios comprarlos, ya que la limpieza y desinfección de la empresa son constantes, en consecuencia no “cree que hagan falta”.

Historia de Miguel Ángel: es el propietario de una industria que fabrica aceites. Sus empleados están ubicados, los administrativos, en el edificio central, y la producción en la planta a 600 metros.

La gente que trabaja en administración tiene una formación mínima universitaria y las que trabajan en producción, salvo los puestos de liderazgo, en el caso del resto de los colaboradores operativos, algunos son bachilleres.

El punto de vista de Miguel Ángel sobre la seguridad que debe proveer a sus colaboradores es muy bueno. Piensa que todos sus colaboradores necesitan ser cuidados de la pandemia. Por otro lado, compraron mascarillas, guantes y alcohol para que se sientan seguros y confiados para trabajar. Además es consciente que un solo contagiado o enfermo en la planta la podría ponerla en riesgo general.

Aprendizajes de algunos colaboradores

Para todas las personas ahora pesa más:

  • Llevar una vida familiar basada en el amor y la armonía.
  • La salud propia y la de su familia.
  • Una buena alimentación y tener un fuerte sistema inmune.
  • La seguridad que le brinde su trabajo para no correr riesgos.
  • Generar ingresos rápidos para ponerse al día en las deudas.
  • Estar pendiente del estado general de sus seres queridos.

Reflexiones generales de las personas:

  • Primero mi salud y la de mi familia.
  • Prefiero renunciar antes que ir a trabajar sin protección y poner en riesgo a mi familia.
  • Puedo ponerme un emprendimiento.
  • Trabajo de lo que sea, pero podré protegerme yo mismo.
  • Prefiero aportarle a mi organización por medio de teletrabajo aunque deba aprender cosas nuevas.
  • Mi organización piensa más en el dinero que en nuestra seguridad.

Aprendizajes de los empresarios

  • Los resultados serán consecuencia de la percepción que el colaborador tenga sobre cómo la empresa lo protege de la pandemia.
  • La gestión productiva ya no será ejercida por el objetivo propuesto ni el sueldo como motivadores principales, sino, por la gestión emocional acertada que los líderes de la organización hagan diariamente con sus colaboradores.
  • El teletrabajo es una muy buena opción para las personas administrativas, en tanto que para las productivas es fundamental, en algunos casos o tipos de negocios, lo presencial o el asistir al trabajo.
  • Se debe preparar a los líderes para ejercer su role de forma efectiva en el teletrabajo (algunas empresas familiares sienten que pierden el control de sus equipos, por lo que no son tan partidarias de esta modalidad).

Hacia dónde deben enfocarse los líderes después de la pandemia

  • Deberán preocuparse por estar enterados de “cómo se sienten” y no “cómo están” sus colaboradores, realizando reuniones periódicas individuales, donde conversen de manera realmente empática con sus colaboradores y pregunten como están sus familias para poder prevenir o ayudar a evitar o sobrellevar contagios posibles. No hay que olvidar los asintomáticos, que realmente son el principal fundamento para seguir a cabalidad las medidas de seguridad y protocolos, tanto en el trabajo, como en el hogar, para evitar un rebrote.
  • Los líderes tienen que dar el ejemplo de manera constante, más ahora, en esta situación atípica de la pandemia. Ejemplo, si se tratara del líder de una fuerza de ventas donde trabajan nuestros colaboradores Daniel y Roberto, pudiéramos tener estos 2 escenarios:
    1. Daniel es un vendedor proactivo, es muy seguro de sí mismo y es enfocado en resultados, por lo tanto, podría salir a trabajar sin poner objeciones mientras se le dan las protecciones necesarias. Es más, explicó esto a su familia y todos entendieron, además, lo que él dice se hace por su temperamento.
    2. Roberto también es vendedor. En cambio, es inseguro e influenciable. Él debe salir a vender igual que Daniel con las mismas medidas de protección. A diferencia de la familia de Daniel, la de Roberto está muy temerosa de la pandemia, por lo que le sugiere que no trabaje ya que la zona donde debe vender esta alejada de la ciudad y las personas no son de ingresos elevados ni son consciente de los riesgos, por lo tanto, podría contagiarse también. Por esta acotación familiar posiblemente Roberto se opusiera a salir, por lo que el líder debería darle el ejemplo y acompañarlo en una visita de ventas para brindarle más seguridad.

Conclusiones

  1. La valoración familia-trabajo, se inclinó mas aún hacia la familia.
  2. Las personas aprendieron a escuchar y comprender más, en la mayoría de los casos.
  3. Están más dispuestas a la actualización de herramientas de trabajo que lo alejen del riesgo de los contagios.
  4. Las personas consideran importante el trato emocional más que antes, por los que los líderes deberán ser entrenados en Inteligencia Emocional para una gestión de equipo eficaz.
  5. Los líderes deberán aprender como optimizar su role en el teletrabajo, ya que mantener motivado y ejercer una supervisión eficaz de los trabajos en red NO ES FÁCIL, lo más complicado es el envío de los entregables a tiempo, ya que muchos colaboradores pueden entender que teletrabajo es estar en casa relajados y cuando tiene tiempo hace lo correspondiente a la empresa, y esto no puede ocurrir. NO SON VACACIONES.
  6. Los colaboradores valorarán muchísimo ver a los directivos próximos a ellos, preocupados por su estado de su salud y familia.

Carlos Rossi

Experto en conducta humana, neurociencia y productividad. Coach de cientos de directivos y miles de profesionales de organizaciones en 32 líneas de negocios. Consultor de Recursos Humanos con más de 20 años de experiencia, investigación y desarrollo de herramientas.

Está certificado como Coach SEI® por Six Seconds®, en Social Style Model por Tracom® y en Balance Scored Card por Palladium®.

Cuenta con dos Doctorados, uno en Recursos Humanos y otro en Educación, y Maestrías en Neurociencia y Gestión del Conocimiento. Ex Oficial de la Fuerza Aérea de Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *